Dos visiones de un mismo viaje

Momentos primera etapa viaje 

Yo no estoy loco by Nacho

Hola, mi nombre es Nacho y voy a intentar escribir unas líneas sobre mí que quizá aclare algo de lo que podréis leer en este blog, sin pensar que detrás hay algún “loco”…

Tengo cuarenta y x años, estoy casado desde hace x y tengo una hija preadolescente. Trabajo en una multinacional y mis grandes pasiones, familia aparte, son el campo y los viajes.

Antes de tener al cachorrín, nosotros dos hemos viajado por todo el mundo, pero en los últimos años yo he viajado mucho sin ellas.

A raíz de una operación, no demasiado grave pero si muy dolorosa, decidí hacer algo que llevaba tiempo rondándome por la cabeza, pero que por una cosa u otra, no me decidía (recuerdo eso de mujer, niña, trabajo…): recorrer  África de norte a sur por etapas. En África he estado en varias ocasiones (viajes de moto más “deportivos”  que de vivencias reales en el país) y sin duda, es MI país. Ese con el que empezar una aventura que me permita disfrutar de mis pasiones, antes, durante y después.

 Contacté con los colegas con los que he realizado buena parte de mis viajes endureros, a ver a quién le apetecía acompañarme (no vale sólo con apetecer porque realmente hay que “cuadrar” las obligaciones del día a día…) y en estas apareció Fran, un colega con el que ya he convivido en varios viajes al desierto y que comparte las mismas pasiones (aunque ya os daréis cuenta de que somos caracteres extremos o más bien, complementarios).

Fran tiene un viejo Land Cruiser y pensábamos  utilizarlo como vehículo para el viaje, pero un buen día (digo bueno y digo bien), otro buen amigo de aventuras endureras , David, me ofreció  “quitarle” del garaje una vieja Honda XR 600R, ¡la moto perfecta para el viaje que yo tenía en mente! (y que con mi moto actual era imposible realizar por motivos…económicos), así que me puse al habla con Fran y le convencí de que era mucho mejor hacer el viaje en moto, así no nos teníamos que aguantar el uno al otro las 24 horas del día en el mismo coche y sin escapatoria… (Aclarar que encima la Honda es la moto perfecta para este tipo de viaje, dura pero cómoda ,  bastante endurera y de mecánica simple, lo que encima facilitará mucho el poder “mecanizar” nosotros por allí. En mitad de la nada o en una tribu de un lugar recóndito).

Creo que Fran puede ser perfecto para el viaje que tengo en mente. No tiene nada que ver con los realizados hasta ahora. La moto será un mero medio de transporte que permita llegar a sitios recónditos y desconocidos. Quiero adentrarme en esos sitios a los que nadie puede o quiere llegar. Quiero convivir. Quiero sentir que si quiero, puedo y que mi experiencia en todos los entornos de la vida, me ayudará a salir de más de un “problema” que, seguro, no he previsto. Y os aseguro que en África se necesitan grandes dosis…de todo. Pero compensa, enamora y engancha.

Bien!!, esto pinta…

Y dicho y hecho, Fran le compra otra Honda XR 600R (Tener la misma moto ayuda mucho en el tema de compartir recambios) a Pipo, otro buen colega de viajes al desierto, y empiezo a planificar el viaje. No demasiado, porque a mí, eso de planificar me reduce mucho el factor sorpresa/emoción y me cargo el viaje antes de empezarlo.

Ya tenemos los vehículos, así que hay que decidir el punto de inicio de la primera etapa y posibles fechas (por eso de pedir vacaciones sin que coincida con mucho lío, de acordarlo con la family y de empezar gestiones para decidir, nada más y nada menos como llevar las motos!!). Total. Decido empezar la ruta en Dakar. Me lo pide el cuerpo por el motivo que os explicare a continuación. Final de ruta, Ciudad del Cabo. Final de la primera etapa…por decidir.

Empezar en Dakar tiene su lado romántico. Os cuento. Hace unos años, en uno de los varios viajes por el desierto en moto endurera con mis colegas, en la que tratábamos de meternos a fondo en el Sahara, me choqué, cerca de El Ayoun , precisamente, con David (el que me ha regalado la Honda), en medio de una llanura desértica impresionante, rodeada de dunas, en medio del Sahara y a unos 100 kilómetros por hora. Caímos dando vueltas los dos con las motos y el “petate” unos 30 metros. Prácticamente, empezando el viaje. Ya os contaré en algún post más detalles y alguna foto…

El resultado para mí fue rotura de escafoides (huesito enano pero muuuuy puñetero de la muñeca) y para David, 1000 magulladuras, un gran bulto en la cadera (que le ha supuesto el apodo de “La Jenny”) y una aparente rotura del pie. Total, que una vez repuestos de la gran hostia de nuestras vidas y con la suerte de poder continuar. Sí… continuar, con una muñeca rota, por la arena del desierto, unos 200km. No es fácil, pero no queda otra, amigos. Eso, o dejar la moto en el desierto e ir a pie los 200kms o peor, quedarte allí hasta que tus amigos lleguen a sitio civilizado, avisen y te “rescaten” si consiguen un coche y lleguen sin que te haya pasado nada. Imposible.

Así que llegamos al El Ayoun y al día siguiente, después de la correspondiente  escayola (que conservo en casa para que no se me olvide que pasan cosas…), tuve que regresar en moto y con escayola, hasta Agadir (Marruecos), 800 km más al norte, y de allí, volver a casa con el rabo entre las piernas y sin haber profundizado apenas en el Sahara. (Añadir que mi familia no estaba cuando llegué. Es lo que tienen los viajes por separado…)

Pero no queda todo ahí. David no tenía nada roto y continuó, pero Agustín, otro colega, al día siguiente se hostió en una duna y se rompió las dos muñecas, ¡las dos! y tuvo que conducir unos 80m km hasta el mismo hospital en el que yo estuve el día anterior, y repatriarse hasta España.

Total, que estando los dos escayolados y mientras tomábamos una caña en Madrid (imaginar la estampa), nos propusimos hacer el viaje en Noviembre (estábamos en Mayo), desde El Ayoun hasta Dakar en desagravio por el viaje no disfrutado (que mejor ruta para conocer el Sahara a fondo para unos moteros que llegar a Dakar). Viaje que acabamos realizando y lo que me hace iniciar esta nueva etapa en Dakar y no más al norte…

Yo no estoy loco by Blanca

En Àfrica

Hola,

Yo soy Blanca. La mujer de Nacho desde hace x años. Esa que vive los viajes, las motos y las aventuras…pero, digamos, que de otra forma. Así que he decidido que podría ser hasta divertido que cada anécdota, aventura y vivencia que os vaya contando Nacho, yo os la pueda “contracontar”. Es decir, yo os contaré cómo la vivo pero…desde casa, trabajo, pediatra, etc.

No esperéis los relatos de una “mujerencasamientrassumaridoviaja”. Nada más lejos porque realmente es algo que me da envidia sana y no hago porque sería incapaz de vivir de manera tan precaria durante tantos días, por no hablar de la moto.

 Mis hobbies son mucho más… ¿sencillitos?, ¿de andar por casa?. Y por supuesto, de paso, aprovecho para hacer esas cosas que te apetecen hacer, pero sola. Esas cosas que si se hacen juntos acaban mal como… “¿nos vamos en Semana Santa a la playa?”, cuando él odia la playa, se aburre y acaba siendo 10 min de playa y el resto sin saber que hacer, porque en los sitios de playa, sólo hay plan de playa.

Lo que es cierto es que vivo sus experiencias muy de cerca. Los fantásticos móviles permiten llamadas casi a diario, así que las emociones están “frescas”. Eso sí, cuando te cuenta que ha pasado algo de miedo porque ha dormido al raso en un bosque y que ha estado oyendo a los monos toda la noche y que se acercó una pantera, pero que “te cuelgo” que me quedo sin batería y no sé dónde podré volver a cargar, pues pienso…mmmmya ¡¡qué experiencia!!, mientras alucino cómo puede contarlo como si nada y voy contándole a nuestra hija, que está cenando, que papá fenomenal. Ha visto monos!!! Y ella se emociona porque al día siguiente es lo primero que va a contar.

O eso de “ayer nos encontramos un chiringuito en mitad de la nada y había unas chicas que nos invitaron a una cerveza, por supuesto, caliente”. “Si puedo te envío una foto para que alucines con el sitio”. Y yo pienso…mmmmmya. Qué bien!!!

2 comentarios

2 pensamientos en “Dos visiones de un mismo viaje

  1. monica

    esto pinta bien…. la primera parte ya me la sabia jajajaj , pero quiero mais…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: