Un hotel, una velas y música de fondo…


Parece que la cosa se pone bien. Llegamos a Labe donde acaba una pista infernal y empieza el asfalto que nos llevará a Conakry. Es de noche pero encontramos rápidamente un hotel donde por fin descansar. Y una vez dentro, la luz de las velas…
Blanca también tiene buenas noticias. Unas buenas notas que acaban de dar a su hija y por fin, cierra un proyecto después de más de 6 meses trabajando en él…Habrá que celebrarlo.

Un hotel, una velas y música de fondo… by Nacho

Nuestra primera noche en Guinea Conakry. Por la mañana habíamos cruzado la frontera desde Senegal, y a decir verdad íbamos acojonados porque la gente en Senegal nos había hablado cosas terribles de los guineanos, robos, asesinatos, etc. Vamos, una retahíla maravillosa para enfrentarte por primera vez a un nuevo país.
Nuestras primeras impresiones fueron absolutamente contrarias a los comentarios recibidos en Senegal. El ejército y la aduana guineana fueron súper amables con nosotros hasta el punto de acompañarnos con la moto unos kilómetros para indicarnos el camino correcto. Después llegamos a LA DAMA DE MALI, todo un hito para mí y objetivo principal del viaje, guiados por las indicaciones de las gentes que nos encontrábamos por los caminos, y finalmente llegamos a un pueblo “grande” llamado Labe.
Aquí nuestras primeras impresiones parecían confirmar las leyendas Senegalesas. La gente nos miraba raro, paramos a echar gasolina y se nos acercaban muchos curiosos y nos tocaban las motos. La ciudad es un auténtico caos, las pocas calles que están asfaltadas tienen más agujeros que asfalto.
Pelín acojonados preguntamos por un hotel y allí nos dirigimos. Llegamos casi anocheciendo y vimos una construcción que parecía una casa abandonada. Entramos y en la más absoluta obscuridad nos recibieron dos mujeres que alumbrando con velas nos enseñaron las habitaciones.
De momento, por fuera, cada habitación contaba con una vela encendida en la puerta (para poder llegar a tu habitación) y un cubo con agua, imaginamos que para diversos menesteres (baño y ducha africana).

Cubo baño hotel Labe

Aquí va el oscuro video de la grandiosa entrada al hotel…


Menudo espectáculo. El hotel no tenía luz. Había instalación eléctrica pero no había luz. Nos dijeron que era un fallo puntual y que volvería, mmmnnnnnnnyaa.

 

Cable techo Hotel en Labe

Interruptor luz en Hotel sin electricidad en Labe

La cama estaba partida por la mitad, a la altura del culo más o menos, las ventanas con rejas, un cable sin bombilla colgaba del techo y el cuarto de baño, por supuesto sin agua corriente (por eso lo del cubo), tenía rota la loza del wáter y una semi instalación de grifo de ducha acompañado de un desagüe en el suelo al lado del wáter. Vamos, una maravilla.

Aquí os dejo algunas fotos y por supuesto…el video.

Baño Hotel en Labe

Cama de Hotel en LAbe

Alcachofa de ducha sin agua Hotel en Labe


Como no teníamos muchas otras opciones, estaba anocheciendo y nosotros estábamos pelín acojonados, decidimos quedarnos allí. Creo recordar que el precio eran como unos 4 euros por persona.
Pusimos las motos lo más cerca de “la recepción” y metimos los petates por si había que salir corriendo…
Según avanzaba la noche, el hotel, que seguía sin electricidad por supuesto, se llenó de “ejecutivos guineanos” que charlaban animosamente a la luz de las velas y bajo una música infernal que salía de no sé dónde.

En la oscuridad del Hotel de Labe
Maravilloso el blindaje de la nevera. Habían construído un armazón de madera alrededor de ella para poder cerrarla con un candado, cosa que no nos tranquilizó mucho la verdad.

Nevera blindada Hotel en Labe
Una experiencia inolvidable, la vivida a la luz de las velas.
Más adelante descubrimos que la electricidad en Guinea es un bien casi inexistente.

Un hotel, una velas y música de fondo… by Blanca

Si tu marido te llama y te dice “estoy en un hotel, a la luz de las velas” y además se intuye durante la llamada una dulce música de fondo, la cosa no pinta muy bien.
Pero como en todas las historias, hay una cara y una cruz, así que le dejo hablar intentando no rayar en la bordería y la “cara” de mi imaginario se convierte en la cruda “cruz” de la realidad.
Las velas son el resultado de no haber electricidad, la música, un motivo para no poder dormir, el hotel del descanso, en un dormir con un ojo abierto y otro cerrado porque el peligro acecha y quizá haya que salir por patas.
En fin, que como hoy ha sido día de buenas noticias, ya le dicho, “cuando vengas, lo celebraremos a la luz de las velas”…

Categorías: Dormir | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Un hotel, una velas y música de fondo…

  1. En una lástima que no se muestre todo el artículo en el lector de wordpress 😦

    • ¿Lo dices por el resumen de la entrada o por la entrada wordpress? No tengo ni idea de cómo de hace. Sólo ponen video en todas las entradas. Indagaré…Gracias Roberto!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: