Instantes. Las sombras del viaje. Empezamos en Dakar.


Todo viaje tiene su cara y su cruz. Sus luces y sus sombras. Hoy empezamos con los instantes que marcaron las sombras en el inicio del viaje. En Dakar…
Mientras tanto, en Madrid, la vida sigue su ritmo trepidante.

Instantes. Las sombras del viaje. Empezamos en Dakar by Nacho

Todo son emociones. Empezamos la primera etapa de un viaje que supone un reto importante, no por el viaje en sí, sino por las condiciones en las que tenemos que hacerlo para que sea viable. Poco equipaje, solos y sin saber bien qué nos vamos a encontrar en sitios en los que prácticamente no se encuentra ninguna referencia, ni información, ni mucho menos fotos.
De momento, el primer y obligado punto de inicio era Dakar, porque allí llegaban nuestras motos. En un gran contenedor de barco que había salido ya hace tiempo. Vuelo de ida pero no de vuelta (a saber desde donde había que volver). Madrid/Lisboa/Dakar. Lo más barato en esa fecha.
Pues bien, las “sombras” no tardaron en llegar. Llegamos a Lisboa y… ¡huelga! Bronca del pasaje, policía a empujón limpio y nosotros…noche en Lisboa. No podemos volar a Dakar y perdemos 2 días…

Huelga aeropuerto Lisboa

Ya estamos en Dakar. Buscamos hotel y en el recorrido empezamos a ver la más que cruda realidad de la ciudad.

Familia durmiendocalle Dakar

Y la cruda realidad de la espera permanente para todo.

Esperando la cola barco Goré

Una espera que acaba “minando” la moral. Que te hace cambiar de cara. De oficina en oficina para las gestiones que se necesitan para sacar las motos del contenedor, colas interminables para moverse, tráfico imposible, papeles que se acumulan…

Papeles aduana Dakar

más esperas en otra ofi de Dakar

Y más esperas en ofis de Dakar

Afortunadamente, estos son instantes, y como tal se acaban…

Instantes. Las sombras del viaje. Empezamos en Dakar by Blanca

Yo siempre empiezo la mañana con prisas. Esté Nacho de viaje o no. No hay día que no empiece con prisas. Las propias y las ajenas. Es terrible, pero incluso he llegado a premiar a mi hija por “acortar” el tiempo desde que se levanta hasta que salimos hacia el cole.
Las prisas son, claramente, el “mal” del “desarrollo”. Y si no, mirar qué felicidad la del personaje del video, trabajando tranquilameeeente, limpiando el aire acondicionado de cualquier lugar de Dakar. 20 segundos que seguro os sacarán una sonrisa. No porque tenga gracias, sino por lo que pensamos mientras le vemos…

Categorías: Dakar, Instantes | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: