Sí, sí, mi hermano cambiar moneda aquí en Dakar


Cambiar dinero en África es fácil, siempre y cuando lo hagas en un restaurante chino o con el familiar de algún viandante. Todo muy normal.

Sí, sí, mi hermano cambiar moneda aquí en Dakar by Nacho

Cambiar dinero en África es siempre una aventura, en los bancos, si es que los hay, mejor ni acercarse, aunque para ser honesto, jamás lo he intentado, pero siempre he oído que te fríen a comisiones, así que los bancos en África ni verlos.

Tecnología casa de cambio Dakar
Dependiendo del país en que te encuentres, el mejor cambio lo puedes encontrar en los sitios más diversos. Por ejemplo, en Mauritania lo mejor para cambiar es en los restaurantes chinos. El motivo es que las chicas que allí trabajan, no todas de camareras, necesitan mandar dinero a casa y como os podréis imaginar la moneda mauritana no cotiza muy bien que digamos en Pekín, así que necesitan moneda occidental, Euros o Dólares y ofrecen mejor cambio que otras opciones del mercado negro.

Esperando en casa de cambio Dakar
En general, cambiar dinero en África es tan sencillo como preguntarle a cualquiera por la calle que si quiere Euros para cambiar. Inmediatamente esta persona te dirá que tiene un hermano que estará encantado de cambiarte, te preguntará cuanto quieres cambiar y quedará contigo unas horas más tarde.
Un par de horas más tarde de cuando has quedado (puntualidad africana) aparece tu contacto con su hermano, un tío con no muy buena pinta y cara de pocos amigos con el que empiezas a regatear el tipo de cambio. Generalmente se discute durante un buen rato por un solo céntimo que a final solo te supone a máximos un par de euros, pero esto es África y aquí se negocia todo.

Casa de cambio Dakar
Una vez acordado el tipo de cambio, comienzan los cálculos. Recomendable usar calculadora y no fiarse de los cálculos que hace en su móvil el cambiador. El segundo reto es contar los billetes, que por supuesto no conoces, antes de pagar al cambiador. En algunos países hemos tenido que contar millones de moneda local al cambio por unos cientos de euros.

Interior Casa de cambio Dakar
En esta ocasión y como estábamos en Dakar, una ciudad importante, hemos cambiado en una casa “oficial de cambio”. Al final el proceso es el mismo, regateas el tipo de cambio, compruebas los cálculos y cuentas los billetes como si estuvieses en la calle.
Lo cachondo de esta casa de cambio es que lo que suena, que parece la televisión con cánticos del Corán, es en realidad el politono que el tío tenía en el teléfono. Recomiendo verlo, o escucharlo…

Sí, sí, mi hermano cambiar moneda aquí en Dakar by Blanca

Como siempre, es curioso cómo se ven las cosas según qué papel tengas en la historia. A mí, que me toca vivir el viaje desde casa, mientras trabajo y cuido de nuestra hija, imaginar qué gracia me hace la “oficialidad” de algo tan tonto como cambiar moneda. Preguntar a uno de la calle, quedar en vete tú a saber dónde al supuesto hermano, esperar dos horas cuando alguien más que tú sabe que llevas dinero para cambiar y finalmente adentrarte en el lúgubre lugar dónde se va a realizar la transacción.
Todo esto, como muy normal. De hecho, creo que hasta yo haría lo mismo porque de verdad que llegas a normalizar todo.
El problema viene cuando te toca contar, explicar y argumentar las anécdotas a tu hija porque en el fondo sabes que de normal normal, hay poco. Así que cuando compra unas pegatinas en un chino y se despegan a la primera quiere ir a negociar con la china…

Categorías: Dakar, Negociaciones | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: